jueves, 24 de mayo de 2012

LAS RAZONES DEL PETREO INMOVILISMO DEL ESTADO


                  Y decimos del Estado porque  son los intereses de este Estado español  los que están en juego, su estabilidad, que hacen que el Gobierno administrativo  de turno, ahora el PP, obediente a los designios del  poder de este, adopta el inmovilismo  político como, parece ser,  piensan es la mejor forma de mantener  su  continuidad y estabilidad ,que ya empieza a estar en  peligro  .
                  La sentencia del Tribunal Supremo, uno de los pilares de un  Estado que se autoproclama democrático, al confirmar la sentencia  a los procesados en  el caso llamado “Betaragune” considerándolos enemigos del Estado, nos ha  confirmado el carácter totalitario de este. ¿Porque, veamos, que es lo que separa un Estado democrático de un Estado totalitario? Pues sencillamente que un Estado democrático esta constituido para defender los intereses y libertades  de la población, sus tres Poderes tienen esa finalidad. Mientras  que un Estado totalitario tiene la misión de defenderse a sí mismo, como Estado, como herramienta al servicio de una casta hegemónica,  en contra de las libertades y derechos de la población. Nunca podemos olvidad el ADN de este Estado, neo franquista,  como continuidad del franquismo, y de su naturaleza totalitaria para comprender mejor esta  realidad.   

              Ese pétreo  inmovilismo, que consiste  en no dar ni  un paso para adelante, dando incluso  algunos para atrás , es fruto del  temor  que  este Estado tiene,  a perder su relativa estabilidad conseguida desde aquella llamada transición con la  creación de un Estado, que no fue propiamente uno nuevo sino que fue la continuidad del  totalitario  Estado  franquista debidamente restaurado y  amueblado con equipamientos formales  “homologables”  con los  de la Comunidad Económica Europea. En una palabra, había que  vestir adecuadamente a la joven “democracia “para ser presentada  en el círculo  social de países “democráticos” europeos, con el visto bueno, como no,  del paladín de la “democracia”  los EUA.
            Pero como se suele decir, “antes se le coge al mentiroso que al cojo” la joven democracia “resulta que no es tan pura y casta como lo decían, y cuando ha aparecido, diríamos, un pretendiente democrático de verdad requiriendo de sus presuntas virtudes  democráticas, resulta que, donde no hay no se puede sacar.

           Es decir, cuando este Estado que se hace llamar  “democrático” cuando le llega la hora de  comportarse como tal, pues, ocurre que, sencillamente, NO  SABE HACERLO, y  fluye su  auténtica naturaleza fascista. El empleo de su fuerza totalitaria, (la del Estado) para prohibir, mentir y reprimir, para dificultar el  desarrollo natural y democrático del  juego electoral, con la finalidad de impedir  la victoria de  aquella opción que no les  agrada.  La de BILDU

           Y estamos hablando del nuevo escenario creado por  la demoledora irrupción de BILDU en el juego  electoral , es decir ,democrático , donde las reglas,  que el propio Estado ha escrito, que no es lo mismo haberlas establecido,   y  que son aparentemente democráticas, porque en la letra se establece que todas las opciones políticas pueden participar, sin embargo SORTU ,la opción de la  Izquierda    Abertzale ( IA ) es radicalmente negada.
         Y esta opción, no como partido, sino que algunos de sus miembros a nivel individual, se ha visto obligada a incorporado en la  coalición BILDU con otros partidos amigos, con las dificultades inherentes  que  toda  coalición política acarrea en relación a la aplicación de la línea y programa propios.

           Pero sin embargo, el poder  representativo e institucional  que BILDU ha conseguido en Euskal Herria le preocupa en gran medida al  Estado.  Incluso sabiendo que en la coalición hay partidos que van a servir para  amortiguar  ciertos impulsos radicales de la IA, y es por el carácter independentista  y también por sus programas, sociales  que ya están siendo perceptibles por la ciudadanía  aunque no sean  propiamente  radicales.

           Todo indica que el  “permiso” que dio el Estado a BILDU para concurrir a las elecciones, fue un error de cálculo de este.  No pensaros que su  éxito sería tan demoledor, jugaron a la “democracia “, con el árbitro a su favor, que expulso al jugador  más competente del equipo contrario y pensaban ganar. Solo tenemos que dar una mirada en la hemeroteca  sobre que clase de comentarios hizo la “clase política “del Régimen para  confirmar este hecho. Todos ellos estaban histéricos Y agresivos, y el comentario menos agresivo era de  “andaros con cuidado que os vigilamos”. Así es como ellos entienden su “democracia”  CONTROLADANDO  Y VIGILANADO  sus intereses.
              Ramón Sola, en el comentarista  del diario GARA   titulado “Contradicciones y debilidades” afirmaba:

              Nos da una visión muy esclarecedora  del  comportamiento del Estado español  en el tema del bloqueo a la solución de  los Presos de ETA, y demás consecuencias del conflicto,  y que en síntesis  seria que  el Estado  está  por ahora  petrificado, sin la más  mínima  voluntad de dar un paso,  y en  lugar de reconocerlo  valientemente , pues se dedica  a difundir declaraciones contradictorias , paradójicas , y sin sentido, con el fin de ganar tiempo y marear la perdiz.

              Pero todo el mundo sabemos que esa inmovilidad  pétrea no va ser eterna, sobre todo porque el MLNV no le va dar tregua, y el propio estado sabe también que esa postura desgasta políticamente sobre todo en su imagen de “democracia homologada en Europa”, y todo hace pensar o que esta aturdido sin saber  hacer, o que esta maquinando algún perverso plan para salir del atolladero. 
 Y también todo el mundo sabemos que lo que se está enfrentando en esta guerra desigual es la fuerza de la razón de un pueblo que armado con sus razones históricas culturales y políticas en  lucha por sus libertades  y derechos,  contra la razón de la fuerza  de un Estado español  totalitario que emplea armas destructivas y mortíferas, mentiras  y consignas en lugar de ideas y razones.