martes, 18 de marzo de 2014

Desde el ADN neo franquista del Régimen Juan Carlista hasta la “ley Mordaza”

       Hay una explicación del porqué de inmovilismo del Estado español con respecto a Euskal Herria, y cada día que pasa se clarifica más y más, y es que es totalmente nula su intención de trabajar por la paz y por resolver el conflicto soberanista con los vascos. Son muchas décadas  de conflicto y enfrentamientos primero con ETA, ahora con los  presos, los exilados y con la propia población estigmatizada con el 'todo es ETA"  una paz que no llega porque las  consecuencias de la guerra perduran por la exclusiva intencionalidad del Estado
         Y es porque se encuentra muy cómodo en un escenario de confrontación de “Guerra Permanente” contra ETA, como disculpa, aunque esta “guerra” sea virtual. De ahí sus intempestivas y automáticas  salidas del “no es suficiente “a todas aquellas iniciativa surgidas de las organizaciones populares vascas en pro de la resolución del conflicto y por la paz.


      Recurriendo siempre a los inconsistentes tópicos de su discurso oficial, “que pidan perdón”, “que ETA se disuelva”, “no son presos políticos, son “terrorista” etc. Y no nos quepa la menor duda de que incluso si estas condiciones se diesen, el Estado continuaría hasta el infinito poniendo  más y más condiciones  imposibles para no dar pasos positivo en pro de la paz,  del tipo; que se entreguen los  militantes en la clandestinidad, que se entreguen los exilados, que si no son todos, que aún hay  más y más y más…. etc. Siempre tendrán el “no es suficiente”. Para justificar su inmovilismo, porque en realidad nunca han tenido la intención de moverse.
    

             Y nos preguntaremos, ¿Por qué no se quiere moverse el Estado? ¿Qué le impide moverse? Y si alguien  respondiera. !! Pues, porque son fascistas y disfrutan con el dolor de sus enemigos políticos¡¡ No andaría muy desencaminada esta reflexión, pero no es el odio y la venganza su argumento “político” principal, puesto que aunque su naturaleza  es fascistas no quiere decir que sean unos brutos impulsivos. Ya han dado muestras de su agudeza y zorrería  tras  35 años desde aquel teatral transvase a la “democracia”. Y en política nadie hace las cosas porque si y ni mucho menos se deja  arrastrar incontroladamente por impulsos primarios. Otra cosa es que pretendan hacernos creer que lo hacen, estimulando el odio y la revancha a su caverna de zombis para dar esa impresión, según su guion premeditado de crear crispación y agitación con el fin de darle relevancia  a su virtual y mediática estrategia  de la  “Guerra permanente”.
           El auténtico motivo del inmovilismo es su ADN neo franquista que desconoce el dialogo y la negociación con sus enemigos político, y no es solo la carencia de este recurso democrático en su bagaje político es también su visceral rechazo a esta práctica que seria , para su radical y totalitaria naturaleza ultra, un signo de debilidad y hasta de derrota ante un enemigo “inferior” Y sobre todo, y lo más demoledor para esta casta neo franquista, sería que arruinaría su “glamur de vencedores “que se ha mantenido intacto desde 1939, lo considerarían una humillante derrota ante los odiosos e indomables  vascos, como una “mancha” intolerable en su “invicta victoria”
            Es por esto que la casta dominante que controla los resortes del Estado jamás va a, lo que consideran “doblegarse, y ni mucho menos “convertirse en demócratas. Y la prueba irrefutable es que tras 35 años de hacerse pasar por demócratas, nada se les ha pegado. Y ahora que se les acumulan los retos, nadie espere el milagro.
           Imaginemos esto (requiere mucha imaginación) De repente a los poderes facticos del Estado les alcanzase un “rallo divino” y llenase sus mentes de “lucidez democrática”. Deciden acercar a los presos a Euskal Herria ( cumpliendo sus propias leyes) y  sentarse a dialogar con la dirección de ETA para dar al finiquito al tema, entrega de armas, disolución del aparato militar, regreso de exilados etc. y también abrirían  un proceso de conversaciones con los agentes políticos vascos para dar salidas democráticas a las consecuencias políticas  del conflicto, y también, a las causas que lo han provocado, para atajarlas definitivamente e impedir que nunca más se reprodujesen.   
              Esta sería  una actitud lógica y democrática  para todos aquellos políticos que deseasen la PAZ como prioridad absoluta y democrática, ante una nueva situación donde ya habrían establecido las necesarias garantías de que las armas de ETA y de nadie, habrían  desaparecido  definitivamente del escenario político ( de hecho esto es lo que ETA pretende hacer con la participación de agentes internacionales , pero el Estado lo rechaza) Y una vez culminada la inexistencia de “violencias coactivas” que impedían el dialogo y el ejercicio de los derechos políticos y democráticos de la población en libertad ( eso se decía) Se habría restablecido las condiciones para el entendimiento pacifico de las distintas opciones políticas , la convivencia  entre diferentes sería un hecho ,solo quedaría dar la palabra al pueblo. Solucionar las diferencias y opciones políticas por la vía del sufragio electoral, que gane el que más botos tiene. Y también activar los derechos inalienables del “Derecho a la Autodeterminación de los Pueblos” etc. etc. Esto sería un escenario auténticamente democrático
         Este imaginario e “idílico” escenario democrático, como el lector habrá comprendido no tiene absolutamente nada que ver con la cruda realidad del Régimen neo franquista actual, y es muy difícil imaginar que estos sátrapas muevan una pestaña para alcanzarlo, simplemente  porque son fascistas, si no lo serian , ese escenario ya existiría , Es así de claro, y es por eso que cuando comiencen a darse esto pasos seria la consecuencia  del comienzo del fin del Estado Monárquico, pero no lo harán  voluntariamente habrá que “ayudarles”, pues eso supondría la pérdida de su  poder y privilegios que vienen sujetando y disfrutando desde hace 75 años
                Esto suena exagerado pero solo tenemos que observar sus actitudes, cada vez más viscerales  y prepotentes, agarrándose  al poder y despreciando todo lo que huela a consenso y democracia. Para entender esto debemos considerar la propia naturaleza del Estado y su origen no tan “modélico” como nos cuentan  pues fue un Transvase del Estado franquista al Estado Monárquico neo franquista, muy bien mimetizado de “democracia burguesa” al huso occidental. Nunca podría serlo pues en el transvase iban incluidos todos sus privilegios y sus poderes no solo mediáticos sino muchos también directos.
                           La “ley mordaza” como paradigma del fascismo estatal
        Y en este contexto de clarificaciones, viene como anillo al dedo el contenido del anteproyecto de “Ley de Seguridad Ciudadana” que el Estado pretende aprobarlo. (Eufemismo de lo que popularmente ya empieza a ser llamarse la “Ley mordaza”) que este Estado pretende imponer a los ciudadanos del Estado. Y que es una cruda y desgarrante agresión a los  más elemental derechos democrático de la ciudadanía.  Icluso dejaría cortas las equiparaciones con las limitaciones a la libertad de sus predecesores en aquella dictadura de Franco. Estas, le superan y con creces. La, más grave y llamativa es la de conferir al Policía de turno, que va atender presuntas “alteraciones al orden “el rango de fiscal y juez y así “la valoración de la ilegalidad, supuestamente cometida y su correspondiente sanción no pasa por tribunal ni juez ninguno. Es una decisión directamente policial sin intermediarios.” 
      Y muchos sabemos, algunos en nuestra propia piel, el rango y valores de racionalidad, equidad, imparcialidad y conocimientos legales, de los cuerpos llamados de “orden público”! O sea que! Donde este la “sagrada autoridad” neo franquista, para que queremos licenciados en leyes, parece que sobran  leyes, y tribunales siquiera 
          Carismático concepto este  de “autoridad”, que también han sido agregada a los guardias de seguridad pública, con lo cual, increíblemente, se  daría la aberración  legal de que, por ejemplo, un guardia jurado del “Corte Ingles”, bajo las órdenes del ejecutivo de turno,  tendría rango de policía, fiscal juez y hasta de verdugo caso de que mate aun presunto ladrón. Toda una declaración de principios de lo que es un “Estado Policial” o un AUTENTICO ESTADO FASCISTA que es lo mismo