miércoles, 30 de abril de 2014

Las deudas no pagadas por el franquismo ahora el pueblo las paga y con intereses

               Es curioso como el Estado español y sus testaferros se empecinan en pedir a la Izquierda Abertzale que “rompan con su pasado” y a ETA que “reconozca y pida perdón por su hechos”. Un presunto pasado que el Régimen y su mundo de  plañideras y cacatúas repiten y repiten, atribuyendo  a la Izquierda Abertzale y aun  mediatizado “todo es ETA” una presunta relación cómplice con ETA que iría más allá de las meras empatías ideológicas.              

   Y que sin embargo este Régimen estatal, heredero inequívocamente de franquismo, pues fue una transacción ( y no una “transición”) mecánica, sin ninguna depuración aséptica, de todo su aparato militar, judicial, policial, y hasta toda la plana mayor de la flor y nata del franquismo, copando los resortes más significativos del “nuevo Estado” y que  Jamás han hecho el más mínimo gesto de ruptura o autocritica con aquella dictadura causante de crímenes hediondos considerados de lesa humanidad que nunca prescribirán.
    
  Y no nos referimos solo a los altos cargos imbuidos de ideología ultra conservadora (neo franquistas) ocupantes de los resortes estratégicos del Estado, identificados  mayoritariamente en cabecillas del PP, sino también entre los ejecutivos oportunistas barnizados de “socialistas” del llamado PSOE que se sumaron, o más bien fueron contratados, por los poderes facticos franquistas, para desempañar la tarea teatral de una presunta “oposición de izquierda” en la burda comedia de la “transición”  para  la continuidad  en la impunidad y en el poder del Estado de los herederos del franquismo .
         Con que derecho se arrogan pedir a nadie, “reconocimientos y pedidos de perdón por el daño causado” es que no ven la viga en sus ojos como para ver pajas en ojos ajenos. ¿Qué digo, vigas? Genocio, crímenes de lesa humanidad, centenares de miles de muertos hombres mujeres y niños asesinados con saña, premeditación y alevosía. En este reciente  día 26 de abril, de 2014 se cumplen 77 años del bombardeo que arraso la villa de Gernika por orden de Franco. Y nadie del entorno del Estado y sus cacatúas mediáticas  neo franquista se les ha ocurrido mencionarlo siquiera.
            Pasan de puntillas ante estas fechas fatídicas de la memoria histórica, por las  razones obvias del criminal que salió impune de sus crímenes y teme el día en que sus víctimas, la sociedad, les van cobrar sus deudas. Que no son crímenes cualesquiera, son crímenes hediondos y de lesa humanidad.
           Crímenes  que la sociedad  en general y en particular las  victimas  de aquel horror franquista  deben reclamar la aplicación de la verdad la justicia y la reparación de aquellos crímenes hediondos, por justicia y para crear el referente de que nunca más se pueda repetir. (Quien olvida su tenebrosa historia suele  estará obligado a repetirla) Y la lejanía en el tiempo transcurrido, no debe ser motivo para el olvido, sino que debe ser el aliciente para retomar y reparar errores, horrores y olvidos  atrasados.
             No podemos olvidar, que esos “olvidos” no lo fueron tales, sino una amnesia  lógica producido por años de terror inducido por el franquismo con sus “terapias de choque” de salvajadas de terror y lavados de cerebro para que la población, temiese y aborreciese  pensar siquiera en  aquellos hechos causas y consecuencias de terror absoluto 
          Y sobre todo debemos tener en cuenta que olvidar supone impunidad para los criminales, y muchos de aquellos criminales franquistas , aún vivos ,activos ,agazapados , disfrazados como “demócratas de toda la vida” los tenemos en los estamentos del Poder del Estado, dictando ordenanzas y leyes de marcado carácter abusivo y totalitario para las clases trabajadoras y para los nacionalismos periféricos.
         Un Poder políticos del Estado que desde entonces, los neo franquistas, nunca han dejado de estar en su comando, bien con el PP o el PSOE en su administración. Estos son los  frutos de aquella comedia que llamaron “transición” con la complicidad de oportunistas de “izquierdas” y nacionalistas –regionalistas de derechas. Todos ellos, desde entonces, convertidos en testaferros del neo franquismo.        
        Estos herederos del franquismo, continúan en el Poder del Estado tras  más de setenta y cinco años, acumulando la impunidad de sus antiguos crímenes franquistas, con nuevos crímenes impunes y abusos de poder tras aquel transvase de estructuras estatales. Pues también acumulan impunidad y prepotencia para abusar de su poder.
           Todos ellos alternándose en la administración de este  Estado que últimamente, se está blindando con actitudes y leyes del  más rancio  ADN fascista, porque teme, y con razón, las iras en aumento de las masas populares cada vez más maltratadas  por recortes a las  libertad, por el maltrato policial a las protestas, por el desempleo, por desahucios, por la subida de impuestos, falta de servicios sociales etc.
         Y no solo eso, también se ha abierto otro frente contra el neo franquismo enquistado en el Estado. Se trata de un frente judicial internacional, en forma de querellas contra renombrados criminales franquistas dada la nula predisposición del poder judicial español  en juzgar a la impunidad y a los crímenes del franquismo, que han sido considerados en el “Estatuto de Roma” de la Corte Penal internacional”  universalmente como crímenes  hediondos y de lesa humanidad, crímenes que nunca prescribirán, y que deben ser juzgados ya. ( 1)
           Actitudes no solo de inhibición  sino de complicidad con los criminales cuando ponen en acción maniobras para la obstrucción de la justicia internacional impidiendo su desarrollo, y su dilatación eterna, con triquiñuelas legalistas, incluso sacando leyes “anti natura” para blindar la impunidad, que son una auténtica vergüenza y una burla para los propios conceptos de la justicia universal y para todo aquel que acredite en ella.
        Cosa que no parece importar a los altos estamentos de la judicatura del Estado, cosa que no nos debe extrañar dado su  naturaleza y su origen, pues treinta y cinco años de olvido, impunidad y prepotencia adquirida, donde nadie, ni siquiera la llamada Izquierda del PCE, se molestó en reclamar justicia y reparación a sus crímenes hediondos, limitándose a traicionar y olvidar la dignidad de las víctimas de la II República, legitimando  aquel bodrio de la “transición” a cambio de recoger una miserable participación institucional en el reparto del “pastel” .Y  que ahora, aquellos polvos envenenados se están trasformando en lodos inmundos.
             Y que aquella deuda no pagada por el franquismo, es el pueblo el que tiene que cargar en sus espaldas, como pago, y con intereses, el error de no haber sabido, la izquierda y el pueblo confiado, más bien atolondrado, haber sabido cobrarla. OK