miércoles, 2 de octubre de 2013

LA FARSA PERMANENTE : RADIOGRAFIA DEL PNV ( 2 ) Inaki Ortuzar

                                                                         IÑAKI ORTUZAR
                    El presidente del Euskadi Buru Batzar (EBB) Iñaki Ortuzar, aunque  parece más bien el portavoz del Estado y del PP  que del propio PNV  pues no se entiende su protagonista actitud de recadista del Régimen recordándonos los vacios estereotipos que el Estado emplea, un día sí y otro también, como comidilla ideológica para seguir alimentando   su estrategia de  guerra permanente en Euskal Herria. Primero fue el lendakari, Iñigo Urkullu, sermoneándonos  quien es y no es “preso político” repitiendo las consabidas ordenanzas  del Estado sobre el particular, y ahora es el propio presidente del EBB quien también nos lee el catecismo  del manipulador discurso  centralista
                El  Sr. presidente del EBB, al que se le supone portavoz cualificado del PNV, cuando recientemente pidió a ETA que «diga cuanto antes cómo va a hacer el desarme, cómo va a asumir el daño causado por tanto años de actitud violenta y cómo va a reparar el daño causado a las víctimas». Solo se supone, porque no parece que el hecho de repetir el cansino y vacio repertorio que el Estado ha creado para justificar su Status y su inmovilismo, sea la mejor manera  de marcar el  territorio ideológico propio e independiente de un PNV, al que se le supone también, afín al nacionalismo vasco.
                No solo está repitiendo  la cacareada letanía que el Estado emplea en su discursos para apoyar y justificar sus estrategias  inmovilistas y agresivas  con sus  eternos y recurrentes pedidos del “NO ES SUFICIENTE” sino que además cuando ve “victimas” y “daños”,  solo en una parte,  ya está negando  la responsabilidad de conculcaciones humanitarias y daños recíprocos en todas las  partes implicadas en este conflicto, y  se posiciona abierta y descaradamente en el lado, no solo del más fuerte, sino que también en el de la imposición totalitaria del Estado,  y de hecho lo que hace es posicionarse al lado de  su belicoso ,maniqueo y surrealista discurso que niega el conflicto, que niega la propia existencia de Euskal Herria y que pretende la rendición y renuncia absoluta de las ansias de libertad y soberanía de los vascos imponiéndonos por la fuerza una nacionalidad ajena obligada.        
              Al asumir estas ordenanzas como suyas,  los jelkides, con semejante fraseología nos están también transmitiendo  su  cada vez mayor descolocación  ideológica  en los parámetros  del nacionalismo  vasco  que dicen asumir  y se está  afirmando  su  deriva hacia posiciones  centralistas y legitimadoras del Estado español a las que parece que el PNV se está acerca cada vez  mas . Ese arsenal de exigencias pedidas a ETA son exactamente las mismas que el Delegado del Gobierno en la CAV ,Carlos Urquijo ,” virrey” del Estado en la CAV, suele exigir  a la organización armada  y  a su delirante  “todo es ETA “ como  condición imposible de ser aceptada, como sibilina  disculpa  para que el conflicto se eternice a la vez que su inmovilismo, haciendo suyo el dicho de que “ Cuando no se pretende  negociar solo hay que pedir  lo imposible” 
                 Y además pretenden confundirnos demagógicamente  que no es lo mismo lo que dice  el Sr. Urquijo, que además de cargar el estigma de la intolerancia y de la imposición centralista,  exteriorizando, calculadamente, ser un ser agresivo y desagradable, un ogro provocador en constante cabreo y amenaza, para despertar las iras y crispaciones en los vascos y así seguir alimentando el conflicto interminable.  Táctica y pose estudiados  que el Estado le ha encomendado cargar, mientras que  si lo dice Iñaki Ortuzar que  aparenta  una imagen bonachona, simpática  y presuntamente tolerante y dialogante, parece que lo que dice  aparenta más cordura y credibilidad y hasta bondad en sus pedidos. Pero todo es fachada y engañifla  muy del gusto del  habitual estilo ambiguo y manipulador de  los jelkides del PNV, que cuando te quitan aparentan que te están dando.
               Esa fraseología, diga quien lo diga, es de una perversión manifiesta pues lleva el germen potencial de la guerra y el conflicto interminable, pues al no evidenciar las causas reales que han provocado el conflicto, la negación del derecho a la patria vasca, el conflicto seguirá latente por siempre jamás. Pedirle solo a una parte del conflicto, a la más débil, “¿cómo va a asumir el daño causado por tanto años de actitud violenta y cómo va a reparar el daño causado a las víctimas?” Implica dar la razón a la parte del Estado, a quien, de forma torticera le da naturaleza de “victima”, y le niega su responsabilidad directa y provocadora del propio conflicto. Implica repetir los falsos apriorismos que no han existido  razones políticas que han inducido el surgimiento de un conflicto armado. Implica, también asumir la falacia de Estado, de que no existe Euskal Herria, y  por tanto, implica legitimar la imposición y la negación de los derechos básicos a todo un pueblo. Los jelkides del PNV sibilina y “bondadosamente” están legitimando el Status de dominación que los estados español y francés aplican a Euskal Herria.
             Porque es una sucia trampa lo que el Estado pretende hacer con su maniqueo discurso de que no hay equidistancia en las violencias surgidas del conflicto sino que solo una de ellas es la pura y  casta y la otra  es demoniaca. Y llega a esta conclusión artificialmente, saltándose la norma básica de la dialéctica que tras el análisis de los factores se llega a la conclusión lógica. Los herederos  del franquismo, no entienden ni de dialéctica ni de lógica, solo de su fuerza bruta que les da el poder y su ADN franquista, Sus esquemas lógicos son  primitivos y brutales, parten de una  conclusión a pririori, la que les interesa y luego adaptan los factores a ella., No les interesa que Euskal Herria exista y lo dan por hecho. Luego si no existe un sujeto político por el que luchar, quien lo hace, afirman, no lo hace por una causa política. Esto repetido cinco millones de veces por una poder mediático bajo su control, al estilo de Goebbels, y así se hace evidencia y ley.
                   El Estado español ha creado un esquizofrénico relato a su conveniencia para justificar sus posiciones totalitarias de dominación. Niega que exista Euskal Herria y luego deduce no existe una nación ni una causa por la que luchar, luego el hecho de hacerlo con las armas en la mano, implica una imaginaria e irreal motivación política, afirman. Y, sin motivación política, sus hechos solo pueden ser considerados delitos violentos, terroristas a los cuales se debería aplicar los criterios  penales comunes, reinserción, redención etc.
              Pasando por alto que estos criterios “comunes” no tendrían el más mínimo recorrido aplicarlos en este caso, pues  es algo obvio en todo el mundo que no es aplicable a  presos políticos. Pero parece que no lo es para algunos “retorcidos oportunistas “puesto, que es absurdo pedir su reinserción y su arrepentimiento a quienes nunca se han desligado de la sociedad en que viven, sino más bien todo lo contrario, pues ha sido su excesivo apego a esta y a las  características diferenciales culturales y nacionales de su patria, negada y perseguida,  lo que les ha arrastrado a adoptar un compromiso activista con su patria, y que es lo que les ha arrastrado a esa  situación.
             Pero estas retorcidas mentes carcelarias cuando pretenden desprenderles de su naturaleza de presos políticos, y los someten a un régimen carcelario diferenciado cruel y vengativo, alejado de su entorno, no solo a los reos sino a toda su familia y amigos,  para añadir sufrimientos añadidos  al máximo entorno de personas, evidentemente no lo hacen por una “noble” intención de “reinsértalos”. Nada de eso, su única y perversa intencionalidad es el clásico método del manual anti insurgente de aquellos estados totalitarios, que pretenden acabar con la disidencia  por el terror el dolor y el derrumbe  de su moral y de su conciencia patriótica y política,  no solo a los propios reos, sino al máximo de personas de su entorno cercano, para que sus consecuencias se expandan y sean conocidas como argumento de coacción masiva para todo un pueblo. Para el escarmiento y  la rendición absoluta, y alimentar así la crispación permanente e la sociedad vasca como estrategia de mantener un escenario favorable de confrontación que beneficie a los estados español y francés.
                Es, increíble  que estas cosas  ocurran en unos estados que se  autoproclaman democráticos. Y  es ese  el trasfondo del mensaje que nos están transmitiendo, su parte más siniestra. Y lo hace también  por la boca “amable” del Sr. Iñaki Ortuzar .Esta  actitud de prepotencia y dominación es connatural en el Estado español dado su origen fascista, lo que choca es la actitud de los jeltzales que se les supone de extracción  democratacristiana y del nacionalismo vasco. Se entiende la actitud del poder central como lógica, dado su ADN franquista, pero no deja de llamar la atención que el PNV se preste a semejante aberración exclusivamente para mantenerse a la sombra protectora del Estado. Siempre de ojo en sus  negocios e intereses económicos y cerca del poder de las oligarquías del Estado, como es su estilo. Valores que siempre prevalecen como intereses prioritarios ante cualquier  resquicio nacionalista que pudieran sentir.
                                                      La farsa de pedir  la  “auto disolución de" ETA
                 También cuando el presidente del ABB, Ortuzar, afirmo aquello de que “si ETA fuera medianamente inteligente, se daría cuenta de que la estrategia de espera a que Rajoy se mueva bloquea el proceso. El bloqueo lo puede romper ETA moviéndose”  con sus declaraciones pretende torticeramente  acusar del bloqueo a ETA acusándole de que no da pasos, y a la vez nos   quieren hacen ver de que son de una ingenuidad infantil y que  los jelkides del PNV no se han enterado aun de que al  Estado  español ,ni  tampoco a su comparsa  francés, no les interesados en absoluto  que se ultime la desaparición de ETA y es por esto mismo actúan en consecuencia, por los rastreros réditos políticos que le proporciona su inmovilismo. Pues les interesa una ETA “viva”, para mantener permanentemente la disculpa de la “amenaza terrorista” y así continuar con el mantenimiento de  sus “leyes de excepción” de sus políticas de represión carcelaria sus detenciones y sus interminables juicios a los del “todo es ETA”, y de este modo mantienen a la sociedad vasca en permanente crispación, ocupada en  tareas solidarias y anti represivas.
               De ahí el fundamento de su retorcido diseño artificial de una ETA “no política” y permanentemente viva ,pues mientras las cosas sigan estancadas  el Estado español y su comparsa el Estado francés ,pretenden hacernos creer que es ETA la que bloquea  el avance, pues esta activa y en guerra nos dicen. Y así, tienen la disculpa para la  guerra permanente,  para no estar obligados a encarar la problemática política soberanista vasca de una forma democrática, sobre todo porque en ese terreno no tienen fuerza ni habito.  Cosa que tendrán que hacerlo, tarde o temprano, una vez solventados todos estos aspectos escabrosos derivados de las consecuencias del conflicto, presos ,exilados, reparaciones globales etc.  
                  Es decir que se pudran los  presos en las cárceles con condenas interminables similares a los reos de Núremberg, en condiciones de ensañamiento, provocaciones estudiadas ,alejamientos desorbitados  conculcando sus propias leyes  y todos las normas de derechos humanos, exclusivamente para provocar ensañamiento, dolor y crispación entre presos ,familiares, amigos y solidarios ante tanto sadismo e incomprensible escarnio. Y para apoyar tanta vileza  justificándola necesitan  mantener a ETA viva y latente la “amenaza terrorista”, sus aparatos de propaganda, y sus delegados de gobierno, buscaran con lupa indicios de “apologías “y “agravios a las víctimas”, buscando revolver e indignar a su “rebaño” con los presuntos “insultos a las victimas” y crispar a la sociedad vasca. Todo para mantener el conflicto vivo e interminable  como disculpa para no modificar las leyes de excepción y de represión, para seguir utilizando sus leyes de excepción totalitarias “contra terroristas” y “anti apologías “incluso incluir nuevas, bajo la “amenaza” del “terrorismo”.
                Cuanta más represión a los presos, y persecución a los exilados, mejor para sus sádicos planes, pues de esta  de forma mantienen  a los vascos más sensibilizados y concienciados, gastando sus energías en esas necesarias luchas anti represivas solidarias y reivindicativas de los derechos básicos de los sectores más duramente reprimidos.  Se pretende que el MLNV utilice todo su potencial y energía en aquellos temas de cruda realidad opresiva resultantes del  conflicto, manteniéndolo torticera  y eternamente vigente y en permanente actualidad para que absorba e incluso canse sus energías. Es por esto que actúa como si nada hubiese cambiado, como si ETA estuviese activa.  Incluso practicando nuevas detenciones (como ha ocurrido ahora incomprensiblemente con la detención de 18 solidarios de la organización legal de HERRIRA. )reactivando juicios antiguos, con aquellas absurdas y totalitarias filosofías del “todo es ETA” inventadas por el inefable juez Garzón.
                     Cosa que no ocurriría si Rajoy se movería  y adoptaría actitudes racionales acordes con los nuevos tiempos democráticos dando pasos en la resolución del conflicto, dando pasos en la humanización de la situación de los presos y  exilados y en la propia resolución del conflicto abriendo diálogos con las fuerzas vascas . Pero entonces ocurriría que  toda las energías de las fuerzas soberanistas, del MLNV además de cargarse de  ilusión y de moral, comenzarían a  ser  empleadas con todo su potencial en tareas más políticas y mas resolutivas en materia soberanista, comenzarían a plena dedicación a la construcción nacional.  Y ocurriría que  los dos estados, que ahora se limitan a un cómodo inmovilismo “justificado por la amenaza terrorista”,  tendrían que enfrentarse en el terreno meramente político y democrático a las demandas de unas masas  soberanistas que , ahora estarían muy reforzadas en moral combativa y dedicadas en exclusividad a la construcción nacional.
                 Pero, quien carece de naturaleza democrática, y no solo hablo del  Estado español, el francés es quizás más imperialista, pues no olvidemos su sanguinario historial colonialista. No olvidemos que les es  muy difícil asumir sus obligaciones de  atender a las justas demandas y reivindicaciones democráticas y soberanistas  de los pueblos dominados, es por eso que prefieren un  terreno “amenazado”, un terreno en constante conflicto, donde les es más fácil  ocultar  sus carencias en materia del respeto a los derechos humanos, especialmente, entre nosotros, el de la autodeterminación. Aquel “gran descubrimiento” del ex presidente Buch, con su estrategia de la “Guerra contra el terror “que para conseguir su rastreros objetivos de dominación, el “terrorismo” seria la gran baza estratégica.  Y  donde no existiese, pues había que fabricarlo artificialmente de una u otra forma.
             Y es fácil también de entender que este bloqueo a la resolución ,no solo beneficia a los Estados de España y Francia sino también  al propio partido del PNV pues en  una situación de desbloqueo en la resolución de las causas del conflicto, la moral  y la ilusión de la  izquierda soberanista y de las masas abertales en general,( gente votante del PNV incluida) tendría  un gran incremento de ilusión y energía que se traduciría inevitablemente en poder institucional, cosa que no gustaría absolutamente nada a los Jeltzales que verían un gran  peligro y amenaza  en la correlación de fuerzas con respeto a su  actual hegemonía,  ahora mismo ya  visiblemente “tocada”. Aunque  Los jelkides del PNV, en su habitual y enmascarado estilo del doble rasero, nos  quiera hacernos ver que estan por la normalización y la humanización de los presos. Pero es pura engañifla pues  un escenario políticamente normalizado en Euskal Herria seria buscar su propia perdida de hegemonía política en la CAV, y  además supondría  tocar sensiblemente la estabilidad política del propio Estado español, cosa que tampoco le interesa por la protección que  este Estado presta a  los intereses de las clases oligarcas a quien el  PNV básicamente  representa.
                Y esta afinidad al Estado del PNV   la estamos sufriendo desde el comienzo de la “autonomía” en la CAV y sus recurrentes disculpas en el cumplimiento de las leyes que emanan de Madrid, y también  de su dócil obediencia a homologar a una “ertzaintza integral “con los demás cuerpos represivos del Estado.
               Y es por eso que no les interesa activar  un escenario de desarme  y normalización democrática y es por eso que el PNV también adopta actitudes de seguidismo al discurso oficial del centralismo desproveyendo a ETA de naturaleza  política, y que además, no hace falta ser muy inteligente  para saber que es a estos  dos Estados a quien corresponde poner operativo un desarme efectivo, cuando ya la “otra” parte , ETA, ha mostrado ,sobradamente  su intención de desarmarse y de finiquitar su actividad armada.  Pero el tema de las armas físicas, ¿donde y a quien entregar  unos hierros que ya estarán roñadas e inservibles? no dejaría  de ser un acto simbólico  del  abandono de la guerra como actividad política. Lo resolutivo seria  el desarme organizativo de sus estructuras.  Pero el PNV, fiel a su estilo demagogo y amigo  del ruido propagandístico, pues fue  el Sr Ortuzar el padre de la genial y vacía idea, pretendiendo que semejante acción  presuntamente  iría a propiciar el desbloqueo del gobierno,  cuando no es  más que  una vulgar cortina de humo de  sus  perversas intenciones inmovilistas.
                 Porque vamos a suponer que ETA esté de acuerdo en entregar  su arsenal  a algún otro  agente  ajeno al gobierno español  o francés,  o bien  a un “representante” de  sociedad  vasca  u  otro  internacional. ¿Que habríamos conseguido?  ETA ya no tendría armas y no se habría cambiado nada  pues tampoco  las necesita ni las pretende húsar, es así como lo ha declarado y asumido. Pero ETA seguiría existiendo como estructura organizada, militantes, presos y exilados etc.  ¿Que propondría el Sr. Ortuzar para la “auto disolución” de este importante colectivo ¿? Lo que proponen sus amigos de Madrid, ya la sabemos.  “La rendición incondicional y la redención de sus pecados”. El tema de las armas en totalmente secundario y testimonial. Lo sustancial es  el desmantelamiento de la propia estructura organizativa  y estratégica, de ETA. Cosa que no parece que por ahora pueda ocurrir pues la coletilla del “no es suficiente”, revolotea por las alturas en forma de disculpa   para quienes  no quiere  negociar porque quiere que ETA este “viva” y en constante actualidad    
                ¿O es que alguien cree que los militantes y exilados se vas a entregar en plan masoquista para purgar “delitos “y  “pecados” de guerra que no asumen?  ¿O alguien  en su sano juicio lo haría? , O alguien recuerda que un hecho semejante haya ocurrido  a lo largo de las interminables guerras que la humanidad ha sufrido? Sabemos que la “marca España” y la de sus amigos, es  una fuente interminable en  potenciales  de intoxicación y represión ,  pero también lo es,  su incapacidad de reconocer y conocer el  potencial de  resistencia de sus eternos  contrincantes  vascos. Siglos de tenaz resistencia lo atestiguan y saben que , la imposición totalitaria, es una  batalla que ,mas temprano que tarde ,la tiene perdida , pero persisten ,en sus desquiciados discursos, no por convicción ,quizás por eso de que a más de uno les son  rentable para  sus rastreros intereses
              Y aquí el Sr. Ortuzar  pretende colocarnos una cortina humo dosificada, por capítulos, y además  promocionase como  que pretenden colaborar  en la resolución del conflicto, cuando lo único que hacen es marear la perdiz  .Ahora la entrega de las armas, gracias a su gestión para desbloquear, la próxima. ¿Cual sería Sr. Ortuzar?  ¿Que se rindan y pidan perdón? Las tácticas “gatopardianas” ya fueron inventadas hace tiempo.
               Sabemos que  los  “gobernantes” de la CAV  son los representantes del Estado en el territorio vasco, aunque sus políticos del PNV y  el PSOE  ( aquí vestido de PSE- EE) que se alternan  en el “Gobierno autónomo” nos quieren hacer ver que  la autonomía está funcionando , y no solo eso, parece  que el PNV pretende  echarles una mano a los poderes facticos de este modelo de Estado que surgió en aquella llamada “transición”, que ya está empezando a descomponerse,  a pudrirse  por sus propias contradicciones, sobre todo corrupciones, ya imposibles de esconder, enfrentamientos partidistas entre los dos partidos que han representado la farsa de la “democracia”, acusándose con el  “ Tu robas más que yo”. La propia Monarquía, uno de los pilares del Régimen, ya cogiendo carrera en su derrumbe,  etc.  Y claro el PNV, para no variar, solo se puede  posicionara en el árbol que mas sombra da, el poder factico heredado del Franquismo en forma de Estado.
             De ahí  sus cada vez más  claros  posicionamientos  con el discurso “ideológico antiterrorista”  del unionismo español, La carcoma de la crisis y la corrupción trabajan a marchas forzadas y sin descanso, y  aunque aún  no sepamos   cómo  va a ser su final, el PNV lo  vislumbra problemático pues teme, cuando menos, un gran peligro  de inestabilidad política e incluso el final del propio  modelo de Estado que tantos réditos le ha dado en sus negocios y ahora pretenden darle un cierto apoyo posicionarse a su lado, pragmáticamente, pero no demasiado descaradamente, con cautela y sin desenmascararse demasiado a su  estilo  tradicional, pues  ante un futuro incierto los jelkides del PNV como siempre, seguirá tomando sus baños  en aguas  nacionalistas mientras deja sus ropas al cuidado del Estado.